miércoles, 28 de octubre de 2009

lunes, 26 de octubre de 2009

Un certain québécois


Se fue Danny Pearl begin_of_the_skype_highlighting     end_of_the_skype_highlighting, y con él, su amable conversación en torno a unas tortitas con sirop d'erable...

martes, 20 de octubre de 2009

Paseando en la ciudad ajena

...Ladytacones

Arriba la alegría


Exposiciones que calan. Como la que hizo Annie Leibovitz hace unos meses en Madrid, y en la que brillaban con luz propia, entre todas las fotografías expuestas, los entrañables y emocionantes retratos dedicados a su madre. Un homenaje a la alegría de vivir y al amor duradero.

”Mi madre se ponía el bañador nada más levantarse, durante nuestras vacaciones en la casa de Long Island…”.

Foxtrott

martes, 13 de octubre de 2009

Ladytacones camina por las calles de la ciudad ajena. En su bolso, unos lápices de colores y un cuaderno. Y en el cuaderno, retales de vida y de sueños...

Ella


Ella
Ella es una, tras muchas ellas. Ella son muchos prismas, y aristas, y vértices; y praderas infinitas de esperanzas y de dudas. Sacos de ilusiones maltrechas por el baqueteo del camino. Ella es muchas ellas y muchos nadie.
Alguien podría presumir que la conoce, a ella. Pero a lo sumo conoce sólo una parte, alguna cara de su poliédrica figura, quizá, a lo sumo, alguno intuya la sombra de otra. Otro, quizá, se atribuya el conocimiento total de una de sus esquinas, con todo detalle. O al menos se lo figure.
Algunos, los más íntimos, la miran y creen que la ven toda, que con lo que conocen sus ojos y creen conocer sus mentes, abarcan todo su ser. Algún recién llegado pudiera incluso descubrir algún recóndito rincón que ella le haya ofrecido como un preciado obsequio, reservado a algún elegido, y a través de la observación de ese rincón regalado construya su propia ella, y quizá llegue a creer que es ella.
Los cercanos la conocen bien y por la larga historia que les hace conocerla creen que la abarcan a ella, a toda ella. Alguno, en momentos determinados, sospecha que quizá haya espacios inéditos que, quién sabe cómo, han escapado a su legítimo dominio.
Ella sabe que es ellas, y que cada uno de ellos sólo accede, inexorablemente, a alguna de ellas. Pero ninguno a todas.
Ella misma quizá busca y descubre cada día alguna ella nueva, dentro de ella, y es testigo, a veces indiferente, a veces resignada, de la muerte de alguna de sus ellas. Ella busca conocerlas a todas, por eso las va mostrando a ellos, no a todos, ni a la vez. Y, por supuesto, a ninguno todas ellas.
Y, sin embargo, ella, espera secretamente que alguien de ellos llegue, sortee a todas las ellas, con cuidado y delicadeza para no dañarlas, y recorra ese largo camino para llegar hasta Ella. Y cuando llegue le quite el velo y la mire y la vea en sus ojos. A Ella.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...