jueves, 15 de septiembre de 2016

El día en que bailé una mazurca


A la vuelta del viaje que hice a San Petersburgo a finales de junio, mi amiga Ilse me recomendó que viera la película "El arca rusa".  La busqué. La vi. Me fascinó. Además de ser de una gran una belleza, la película es una proeza fílmica, ya que está rodada en una sola secuencia, en un solo día, y en ella se recorre la historia más reciente de Rusia a través de un paseo por las estancias del Hermitage, el imponente museo de la ciudad situado en el que fue el Palacio de Invierno de los zares.

Como siempre sucede con las experiencias que nos brinda el Arte, durante el tiempo que dura la película, el espectador tiene la oportunidad única de asistir a eventos de otra vida, de tro tiempo, de otra realidad. Y, así, nos colamos en una audiencia imperial en el salón del Trono, en un momento de intimidad familiar de la familia del zar, o en el sublime último baile que se celebró en el palacio antes de la Revolución bolchevique...


2 comentarios:

  1. qué interesante, la veré en cuanto tenga un ratito.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante. Tus acuarelas cada vez más chulas! Gracias por compartir.

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...