jueves, 13 de noviembre de 2014

Fuencarral blues

Madrid ha sido siempre una de mis ciudades, aunque nunca haya vivido allí. Hubo algún año en que pasé en ella algunas temporadas, y no hay año en que no pase allí algunos días. Ir a Madrid para mí empieza cuando camino hacia la Glorieta de Bilbao y vislumbro el Café Comercial, espacio icónico de la ciudad, donde muchas veces me senté a leer y a escribir durante aquel año sabático. A partir de ahí, bajar por la calle Fuencarral y perderme por las calles de Malasaña es el rito que le da carta de naturaleza a cada una de mis visitas: es la celebración de la experiencia madrileña por antonomasia, aquella que concentra, para mí, el sabor más intenso de la ciudad y de su vibrante pulso.

Leo ahora que acaba de anunciar su cierre el Mercado Fuencarral, un centro comercial diferente y emblemático que abrió en 1998 acompañando el efervescente renacimiento de Chueca, en aquellos momentos de transformación del barrio que reivindicaban modos de vida y consumo alternativos, y que merecieron que el diario Le Monde los calificara como "el mejor ejemplo del cambio cultural en España”.

Con el cierre de este mercado, acosado por las tiendas de franquicias y grandes cadenas que ahora pueblan la calle Fuencarral, se cierra también el capítulo de un "Madrid que no volverá". 



2 comentarios:

  1. Me emocionado leyendo tu entrada de hoy. No sabía del cierre del mercado de Fuencarral ¡que pena!, quizás escriba sobre él.
    Gracias por emocionarme un beso.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer la noticia: ¡qué pena me ha dado!
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...