martes, 6 de noviembre de 2012

Llorar a mares


"Fue entonces (…) cuando se derrumbó; cayó en un llanto convulsivo, imparable, hondo, el llanto de lo auténtico, el que nos recuerda, le dijo ella, cuál es la verdadera esencia del mundo, todo aquello que sólo registramos en su plenitud cuando recuperamos de forma imprevista, de golpe, lo más sagrado y emotivo de nuestra existencia, los primeros años de nuestra vida, lo único que a la larga acaba pareciéndose verdaderamente nuestro, e intransferible".
"Aire de Dylan”, Enrique Vila-Matas.

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...