viernes, 17 de diciembre de 2010

A smart guy


Ayer tuve la oportunidad de escuchar una conferencia de Van Jones, ex-asesor de Obama en medio ambiente. De su discurso vigoroso y seductor, en defensa de un cambio de modelo productivo y energético, supo captar especialmente la atención del auditorio, como siempre suele suceder, el momento en que hizo una referencia personal. Al parecer, cuando Jones consiguió entrar en la prestigiosa y elitista universidad de Yale, su padre, un hombre de color que había crecido en un barrio marginal y de extrema pobreza en la América de los años 50, le dijo que se sentía orgulloso de él, que se convertiría en un tipo elegante y sofisticado, y, al mismo tiempo, le habló de que a su juicio había dos tipos de hombres inteligentes: los que hacían complicadas las cosas simples, para parecer sofisticados; y los que hacían simples las cosas complicadas, para ayudar a los demás. Le pidió que fuera de éstos últimos.

Al parecer, lo consiguió.

11 comentarios:

  1. Hacer simple lo complicado (o por lo menos no complicar lo simple) es una forma genial de encarar la vida.

    Tengo una envidia (sana) por quienes pudiero estudiar en esas universidades (no por elitistas, si por rodearme de inteligencia).

    Nunca me entero de estos actos.

    Sigo alucinando con tus dibujos.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que soy una mujer que hace complicadas las cosas simples. Podría parecer un fracaso personal. Pero el fracaso es la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente.

    Besos pixelados

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con el padre del señor jones salvo que el primer tipo no me parece que sean inteligentes sino unos PESADOS que se les ve el plumero de lejos. Adoro a las personas inteligentes que hacen las cosas simples.

    ResponderEliminar
  4. Qué suerte tacones! justo ayer pensé que echaba de menos acudir a alguna charla interesante que despertara mi interés... voy a ver si aprendo sus consejos, seguro me van genial! un besote grande

    ResponderEliminar
  5. La tercera opción sería dejar que las cosas complicadas siguieran siéndo complicadas,
    que las cosas sencillas también siguieran siendo sencillas, y que las personas que las consideramos... sigamos siendo nosotros mismos.
    Apoyo la veracidad y detesto las falsas apariencias.
    No obstante es bueno simplificar y actuar de forma positiva.
    He venido rebotado desde LArisa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa como a Enrique Búmbury; no sé diferenciar lo complicado de lo simple...

    ResponderEliminar
  7. Un lujo total haber podido escuchar a éste señor...lamentablemente para él, hoy en día, en éste país y solamente por estar asociado con Obama, nada le va a ser simple.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado lo que cuentas, que interesante ha tenido que ser la conferencia, un lujo......
    besos
    Carmen

    ResponderEliminar
  9. Yo intento cada día que las cosas complicadas no se conviertan en imposibles y las cosas simples que nos permitan disfrutar de la vida. Conseguir ambas es "complicado" pero no desisto.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...