viernes, 10 de septiembre de 2010

Refugios de vida


Algunas mañanas vamos a jugar a los jardines del Palau Robert, al final de la Rambla de Cataluña. A la sombra de las palmeras y escuchando los cantos de pájaros exóticos, los niños juegan con palas y cubitos de colores. Algunos corretean y otros cogen las hojas caídas de los árboles.

En ese pequeño oasis verde de ciudad, es fácil olvidar que la vida corre frenética, ruidosa y absurdamente adulta más allá de los portones.

7 comentarios:

  1. Tienes razón, y además, muchas veces no está de más comportarse como un niño pequeño jajaja.
    Un beso!:)

    ResponderEliminar
  2. Es un refugio en medio del Passeig de Gràcia.
    Bon cap de setmana!

    ResponderEliminar
  3. Que suerte un refugio asi en medio de la ciudad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. nuestra placita, es pequeña, no es tan verde, pero se lo pasan súper, entre la arena, los amigos, los cochecitos, las bicis y cuando nos volvemos a casa parece que nos sacan a todos de la burbuja :S

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué acogedor son los jardines del Palau Robert!
    ¡tan cerca y a la vez tan distante de la ciudad!
    Un dibujo precioso en su ocre otoñal.

    ResponderEliminar
  6. Conozco esos jardines, en el año 2006 estuve en ellos al salir de una exposición sobre Marilyn Monroe en el Palau Robert.UN beso muy grande

    ResponderEliminar
  7. Momentos agradecidos para escapar del mundanal ruido!!
    Precioso dibujo!

    Un besito!

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...