martes, 12 de octubre de 2010

La churrería de siempre


Cerró la churrería donde iba a desayunar en mi niñez, junto a la playa. La última vez que fui fue el propio dueño quien me dijo que se jubilaba, y, extrañamente, ese anuncio me hizo sentir una inmensa tristeza, como si se jubilaran también partes de mi vida que salían de su letargo cada vez que llegaba a ese barecillo pequeño y con olor a aceite frito. Me veo allí, en mi infancia, al amanecer. Veo a mi padre, que pedía los churros abundantes, mientras mi hermana y yo nos sentábamos con mi madre en la única mesa del bar y nos abrigábamos con unas rebequitas de lana hechas por mi abuela. Qué extraño es que un espacio ajeno y tan angosto sea capaz de encerrar tantos retales de vida propia, y además de vida feliz, ya que ante un chocolate con churros no se conocen casos de personas tristes.

Con el cierre de la churrería, cerré también, de alguna manera, capítulos de mi vida. Y es que, como decía la señora del churrero, mientras lavaba los vasitos del café con leche aquel último día, “las cosas pasan en un momentillo”...

8 comentarios:

  1. Pues si que es verdad que las cosas pasan en un momentillo. Al cerrar la churrería han cerrado parte de tí, de tu infancia, de tus emociones.Deseo que los dueños de la churrería tengan una dichosa y bien merecida jubilación. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué lástima me da! Pero estoy segura que el churrero y su esposa querrán descansar un poco...cuántos churros habrán servido en tantos años!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita remembranza!!! Cuánto calor encierra!!!...y qué acertado que "ante un chocolate con churros no se conocen casos de personas tristes"...Son lugares anclados así en el recuerdo, los que nunca nos dejan aunque se cierren sus puertas.

    ResponderEliminar
  4. Qué razón tienes!! los churros tb son un recuerdo de los veranos en mi niñez, de los jueves en concreto cuando había mercadito... y qué momento más feliz el de comerlos y el de imaginar el siguiente... Un bs grande

    ResponderEliminar
  5. Si,la vida pasa en un suspiro....!
    A mi tb me da muchisima pena q vayan cerrando los negocios de nuestra niñez.....tantos recuerdos ,-)

    Besitos !

    ResponderEliminar
  6. escribe un libro ya, que estás que te sales!!!!

    ResponderEliminar
  7. Has logrado emocionarme...¡pero bien...!
    Ah, y no cierres los capítulos lindos para poder volver a beber de ellos. Son tu patrimonio y susceptibles de otras lecturas , aunque dudo que sean más bonita que ésta.

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...